domingo, 21 de septiembre de 2008

NOCHE DE HORROR Y DEATH-ROCK

Crónica de una noche en las entrañas del infierno
El pasado sábado 20 tuve la oportunidad de estar presente en el primer concierto de una banda Death-Rock en la ciudad de Lima-Perú. Gorgonas llegó a mordisquear el cielo gris de Lima en un concierto que ya prometía. La banda había llegado al aeropuerto internacional Jorge Chávez en vuelo desde México a eso de las 11.00 pm, al día siguiente estuvieron recorriendo varios lugares turisticos de la ciudad, entre ellos: las catacumbas, el museo de la inquisición y el cementerio presbítero maestro por supuesto, también se les vio por galerías Brasil firmando autógrafos y en la noche en una fiesta death-rocker organizada por fans a modo de bienvenida en tuvo lugar en el Jr. Quilca. Luego de la postergación del concierto que tenían programado en un principio junto a la banda Hocico, al final Gorgonas se presentó en un local ubicado en el centro de la ciudad, allí se reunieron las almas oscuras a celebrar el ritual. La noche del concierto me reuní con unos amigos en las afueras del Mao Bar (yo llegué como a las 12.30 am), así que allí estuvimos tomando un vino para ir calentando el cuerpo, una vez dentro la gente poco a poco iba llegando, el ambiente se animaba cada vez más, incluso un grupo de punkies se hizo presente. Luego de media hora aproximadamente y después de haber estado probando el sonido, subieron dos sujetos de terrible aspecto, eran los hermanos Figueroa quienes se disponían a ubicarse sobre un escenario bastante incomodo (Debido a su estatura tenían que subir al escenario agachándose), a pesar de esto Omar se desenvolvió bastante bien, me sorprendió incluso el modo en que aprovecho ese pequeño inconveniente para usarlo como parte de su show (por momentos apoyaba su mano sobre el techo y cantaba con voz de ultratumba dándome la impresión como si se dispusiera a salir de una cripta). El gran ausente fue Panchito Death, así que la banda tocó sin bajo y además acompañada de una Drum Machine que le daba un sonido crudo, los temas que tocaron fueron principalmente de sus dos últimos discos: el "Nocturno Kaos" del 2005 y el "Teatro Macabro", Machines, Mente Demolita, Fucking USA, Manada Insomne, Ursula Asesina, Desolación, La Ciega, Macabra La Enterradora, Invitación A Un Funeral, No Estoy Muerto, Terror Nuclear, Estados Alterados y los infaltables covers de Parálisis Permanente: Autosuficiencia, Un Día En Texas y Adictos A La Lujuria, los cuales fueron la delicia de los punks que habían asistido a este concierto seguro mas por escuchar estos temas aunque pensándolo bien a mí siempre me ha resultado bastante obvia la influencia del punk tanto en el rock gótico (a través del post-punk claro está) como en el Death-Rock americano, y no me refiero solo a la estética que también está ahí, sino también a ese sonido crudo de las guitarras. Un buen concierto sin duda, algo a lo que pocos estamos acostumbrados ya que a diferencia de otros países como Chile o Argentina el Death-Rock no es algo muy popular por aquí, pobre escena atrofiada de tanto electro, ojalá que no sea la última vez que tengamos eventos de este tipo en Lima. Sin embargo debo decir que hubo dos momentos que a mí me incomodaron bastante, pero no tenían que ver con el grupo sino con un enorme tipo que estaba frente el escenario como seguridad, y es que este energúmeno arremetió contra un pobre sujeto tomándolo por el cuello, porque pensaba que estaba comenzando un pleito solo porque estaba bailando pogo y empezó a empujarse con otro (sin mala intención además), luego el mismo imbécil me quito de las manos un CD en el que yo había grabado música de algunas bandas de acá, para entregarsélo a Román (con quien había tenido oportunidad de conversar en varias ocasiones por MSN), solo porque el idiota pensó que era un CD pirateado de Gorgonas y que yo quería que ellos me lo autografíen, se dan cuenta de cuanta estupidez?. Esto fue cuando termino el concierto y la banda estaba tomándose fotos con los fans y también firmando autógrafos, en todo momento los hermanos F. se mostraron amables con la gente que había ido a verlos, demostrando ser dos personas totalmente sencillas y muy buena gente. Lo repito, ojalá vuelvan otra vez... yo la pasé como dicen allá en México: “a toda madre”.

No hay comentarios: